miércoles, 18 de abril de 2007

¿Y si comparamos Apple con AGLOCO?

Hay nuevas noticias sobre la barra Viewbar, que sin embargo ya nos saben a viejas... En un nuevo post del blog de AGLOCO, Brian Greenwald nos vuelve a comentar los problemas que están teniendo para que los servidores de los anunciantes se comuniquen con la barra. Esto se debe a que para que funcione hay que programar tanto en la barra como en los servidores para hacer una integración perfecta. Después de que esto se arregle, la zona de descarga de la barra Viewbar debe transferirse de los servidores de prueba de AGLOCO a la página principal, para comprobar que puede soportar el altísimo volumen de descarga que va a tener que soportar (recordad, del orden de 50.000 descargas diarias). Una notificación importante, durante este tiempo LA PÁGINA ESTARÁ FUERA DE SERVICIO. Pero a los usuarios se nos comunicará previamente este corte en la página, por lo que se nos dulcificará la espera, ya que significará que la barra está ya casi a punto. Dicho esto, Brian se ve incapaz de dar una fecha de lanzamiento precisa, así que seguiremos con la incertidumbre. ¿Qué opináis de esto? Dejadme algún comentario con vuestra opinión, ¿os produce un sentimiento de desconfianza tanto retraso? ¿Os desanima?

A estas alturas os estaréis preguntando... ¿y a qué viene el título del post de hoy? Pues... porque Brian nos compara los retrasos que se están produciendo en Apple con los que se producen en AGLOCO. Parece ser que Apple ha retrasado 4 meses el lanzamiento de su nuevo sistema operativo (competidor del Windows Vista), el Mac Os X 10.5 "Leopard", debido al lanzamiento del iPhone. De ahí llega a la conclusión de que incluso empresas con gran experiencia y proyectos de larga duración se ven incapaces de ser precisos a la hora de pronosticar una fecha de lanzamiento precisa para sus nuevos productos. Por eso, agradece nuestra paciencia, transimitiéndonos que el deseo de que el lanzamiento de la Viewbar se haga efectivo es mayor si cabe entre el equipo de desarrollo que en los propios miembros.

No hay comentarios: